Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es un polisacárido que tiene la propiedad de retener agua a un nivel de miles de veces su propio peso, por ello es muy usado en cosmética, ya que ayuda a reforzar los tejidos de sostén de la piel a la vez que mantiene la epidermis hidratada.

Además de estas funciones, esta mascarilla equilibra el PH de la piel, un verdadero elixir para pieles deshidratadas que devuelve toda la luminosidad a rostros apagados. Su fórmula oil free y sin fragancia, la hace apta para las pieles más sensibles, gracias a su suave textura y delicada actuación. Deja la piel descansada, fresca y muy suave, hidratada y confortable al máximo, una cura para lucir una tez suave y sana.

Aunque deja la piel muy hidratada, no engrasa, es decir, no produce un exceso de sebo, sino que regula perfectamente las zonas más problemáticas. Se trata de una mascarilla para todo tipo de pieles, hidratando en profundidad y ofreciendo luz y un aspecto saludable al rostro.

Modo de Empleo

Las mascarillas se presentan en monodosis, se trata de láminas a modo de careta, que se adaptan al rostro. Están muy impregnadas en producto, sin que por ello resbale, ya que el ácido hiaurónico tiene una textura viscosa que impide que vayamos desperdiciando producto al aplicarnos la mascarilla.

La textura de las láminas es extremadamente suave y es fácil colocarlas en el rostro. Una vez aplicada notaremos de inmediato una agradable sensación de frescor que durará hasta que la retiremos.